Contenido archivado

El contenido de esta página solo se brinda como referencia. Este contenido no ha sido alterado ni actualizado desde que se archivó.

Productos de tabaco

Los jóvenes consumen más tabaco de lo que usted puede pensar

Adolescentes sentados en un umbral miran hacia adelante

16 de agosto de 2012

Imagine a su hijo. Se come el brócoli, luego de insistirle, por supuesto; toma leche a diario, duerme diez horas y está muy entusiasmado con los últimos goles que anotó para su equipo de fútbol.  Ahora, imagine a su hijo usando un producto de tabaco.

Desafortunadamente esto no es algo excepcional como usted puede creer. Actualmente más de 600,000 estudiantes de escuelas medias y 3 millones de estudiantes de escuelas secundarias fuman.1 El uso de múltiples productos de tabaco, incluidos los cigarrillos, los habanos y el tabaco sin humo, es frecuente entre los jóvenes.1  Y desde el mismo momento en que un niño comienza a consumir un producto de tabaco, su salud comienza a empeorar significativamente.

A principios de este año, la directora general de los EE.UU., Regina Benjamin, publicó un nuevo informe alarmante sobre el consumo de tabaco entre los jóvenes: Prevenir el consumo de tabaco entre los jóvenes y adultos jóvenes. Simplemente tenga en cuenta algunos de los resultados más importantes en cuanto al consumo de tabaco entre los jóvenes. 

Consumo de tabaco entre los jóvenes
  • Todos los días más de 3,600 niños menores de 18 años fuman su primer cigarrillo. Esto representa más de 1.3 millones de jóvenes al año.2
  • Casi 9 de 10 adultos fumadores diarios probaron su primer cigarrillo a los 18 años (88.2%). Lo más probable es que los jóvenes y los adultos jóvenes que cumplen los 26 años sin haber probado un cigarrillo no se vuelvan fumadores diarios.3
  • Todos los días más de 1,200 personas en este país mueren a causa de una enfermedad relacionada con el tabaquismo. Por cada una de esas muertes, al menos dos jóvenes o adultos jóvenes se convierten en fumadores regulares todos los días.4
  • Debido a que la mayoría de los estudiantes de escuelas secundarias que fuman no pueden salir de los poderosos efectos adictivos de la nicotina, casi tres de cuatro fumarán hasta la adultez. Entre los que siguen fumando, un tercio morirá a los 13 años aproximadamente, antes que sus compañeros no fumadores.5

 

El porcentaje de jóvenes que fuma disminuyó cada año entre 1997 y 2003. Pero desde entonces, la disminución en la cantidad de adolescentes que fuman se detuvo y el consumo de algunas formas de tabaco se estabilizó entre los jóvenes.6Claramente, hay mucho más trabajo que hacer. 

Efectos en la salud por el consumo de tabaco entre los jóvenes

La mayoría de los adolescentes piensa que nada puede dañarlos. Cuando se trata del tabaco, quizás creen que pueden dejar de consumirlo cuando quieran. Pero en realidad, los jóvenes son susceptibles a la nicotina. Cuanto más joven se es al comenzar a consumir tabaco, más son las probabilidades de volverse adicto a la nicotina y de aumentar cada vez más la adicción.7

Esa adicción a la nicotina no solo prolonga el consumo de tabaco entre los jóvenes sino que también puede desencadenar consecuencias para la salud. Incluso los adultos jóvenes menores de 30 años que comenzaron a fumar en la adolescencia o a principios de los veinte pueden desarrollar problemas de salud relacionados con el tabaquismo8 como estos:

 

 

 


 

Referencias

1-Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. Prevención del consumo del tabaco entre los jóvenes y adultos jóvenes: hoja de datos Atlanta: Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, Oficina Sobre el Fumar y la Salud, 2012

2-Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. Informe del Director General sobre la prevención del consumo del tabaco entre los jóvenes y adultos jóvenes: Folleto para consumidores. Página 2. Atlanta: Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, Oficina Sobre el Fumar y la Salud, 2012

3-Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. Prevenir el consumo de tabaco entre los jóvenes y adultos jóvenes Página 8. Atlanta: Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, Oficina Sobre el Fumar y la Salud, 2012

4-Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. Prevención del consumo del tabaco entre los jóvenes y adultos jóvenes: hoja de datos Atlanta: Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, Oficina Sobre el Fumar y la Salud, 2012

5,6,7- Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. Informe del Director General sobre la prevención del consumo del tabaco entre los jóvenes y adultos jóvenes: Folleto para consumidores. Página 2,4. Atlanta: Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, Oficina Sobre el Fumar y la Salud, 2012

8-Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. Informe del Director General sobre la prevención del consumo del tabaco entre los jóvenes y adultos jóvenes: Folleto para consumidores. Página 3. Atlanta: Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, Oficina Sobre el Fumar y la Salud, 2012

9-Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. Informe del Director General sobre la prevención del consumo del tabaco entre los jóvenes y adultos jóvenes: Folleto para consumidores. Página 3. Atlanta: Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, Oficina Sobre el Fumar y la Salud, 2012

 

 

 

 

 


Este sitio web ha sido traducido del inglés al español y se actualiza con frecuencia. Es posible que algunos enlaces lo redirijan a contenidos disponibles únicamente en inglés o que algunas palabras de la página aparezcan en inglés hasta que el proceso de traducción finalice (por lo general, dentro de las 24 horas). Agradecemos su paciencia y comprensión. En caso de que haya discrepancias con el significado, la versión en inglés es la oficial. Gracias por visitar esp.fda.gov/tabaco.

Última actualización de la página: 07/31/2015
Nota: Para obtener información en diferentes formatos, lea las Instrucciones de descarga para ver y reproducir.